COMO ELABORAR EN CASA PAN SEMIINTEGRAL

COMO ELABORAR EN CASA PAN SEMIINTEGRAL
PREPARACIÓN: 15′ / LEUDADO 1H 30′ ♦ 45′ / COCCIÓN: 45′
• 250 g de harina integral de trigo de cultivo biológico
• 250 g de harina blanca de trigo
• 15 g de levadura fresca de panadería
• 350 mi de agua tibia
• 1 cucharadita de sal
1 Se mezclan en primer lugar los dos tipos de harina con la sal y, en un cuenco que no sea metálico, se diluye después la levadura fresca con la mitad del agua tibia. Al entrar en contacto con el agua, la levadura empieza a fermentar.
2 Se remueve bien el combinado y se añaden gradualmente la harina y el resto de agua necesaria, amasando los ingredientes con una espátula y procurando que no se formen grumos.
3 Cuando la espátula empiece a arrastrar la masa y se forme una bola, se saca del cuenco y se coloca sobre una superficie lisa y enharinada. En este momento se amasa con energía, apoyando las palmas de las manos sobre la masa, estirándola y replegándola sobre sí misma. Este proceso, que debe durar unos diez minutos, desarrolla el gluten de la harina y vuelve elástica la masa. Se lanza después la masa dos o tres veces contra la superficie de trabajo y se le da la forma redondeada.
4 Con mucho cuidado, se traslada la bola resultante a un cuenco, se tapa con un paño limpio de algodón y se deja reposar
entre una y dos horas. Se sabe que ha terminado el proceso de leudado cuando al presionar con un dedo sobre su superficie, la huella desaparece poco a poco. Conviene tener en cuenta que cuanto más frío sea el ambiente, más tardará en subir. Cuando la masa ya ha subido, se coloca de nuevo sobre la superficie enharinada, se amasa brevemente, se corta en dos porciones y se les da la forma deseada: hogaza, barra, bollo…
5 Se coloca la masa sobre la bandeja del horno en la que se cocerá y se deja reposar de nuevo, unas dos horas, hasta que doble su volumen. Justo antes de cocer el pan y con el horno precalentado a 240 °C, se realizan unos cortes limpios y en diagonal sobre su superficie con la ayuda de un cuchillo. Esto hace que aumente la corteza y le da su forma caracerística. El tiempo de cocción dependerá del horno y de la pieza, aunque es de unos 40 minutos. Durante los 20 primeros se desarrolla la levadura, es decir, crece el pan, y es necesario un ambiente húmedo para que lo pueda hacer correctamente. Por ello, una buena idea es pulverizar agua dentro del horno con un vaporizador o poner una bandeja con agua en la base del aparato.
6 Finalmente, una vez cocido el pan se saca del horno y se deja enfriar sobre una rejilla para que el aire circule a su alrededor y la base no quede humedecida. Para saber si un pan está cocido del todo basta con golpear con los nudillos la base: si suena hueco, es que ya estará listo para comer.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

 

 

 

Más recetas que te encantarán

Deja un comentario